Astorga aparece en la confluencia de dos importantes rutas. La más antigua de ellas, la ruta Vía de la Plata, remonta su origen a la época romana. Siguiendo este itinerario (Gijón-Sevilla) se transportaban los metales extraídos de las minas del norte peninsular a los puertos comerciales del sur. Durante la Edad Media fue recorrida por tropas árabes y cristianas, en tiempos de conquista y reconquista. Excelente vía de comunicación durante siglos, se convirtió en senda de peregrinación hasta Santiago de Compostela.

Este Camino sin duda es uno de los que mayor riqueza gastronómica puede ofrecer. Las comarcas de la Maragatería y el Bierzo son los aperitivos perfectos para la excelsa gastronomía gallega. Un Camino perfecto para los más golosos y aquellos que quieran disfrutar de copiosos y deliciosos manjares como premio bien merecido a unas etapas que no se quedan atrás. Y es que la riqueza natural del Noroeste peninsular no dejará a nadie con mal sabor de boca.

Precio
Desde
620€