No todas las rutas pueden presumir de ofrecer un baño en la playa tras el final de cada etapa. El Camino Portugués por la costa desde Oporto hasta A Guarda es la ruta perfecta para todos aquellos amantes del mar. Durante los poco más de cien kilómetros que separan la bohemia ciudad de Oporto de la villa marinera de A Guarda, encontrarás hermosas panorámicas de arenales infinitos y estuarios en los que observar cientos de especies de aves.

Tendrás la oportunidad de conocer la vida y cultura de la región norte de Portugal y saborear los mejores platos de la gastronomía lusa. Una ruta suave y llana con escasos desniveles, ideal y accesible para todos. ¿Qué más se puede pedir?