Naturaleza, aire libre, y compañerismo. Es todo lo que necesita un niño para “aprender haciendo”. Estos valores que no se enseñan tan de cerca en las escuelas, son solo algunas de las múltiples posibilidades educativas que nos ofrece el Camino de Santiago. Bajo esta perspectiva, las rutas jacobeas ofrecen una propuesta educativa interdisciplinar, cooperativa, coeducativa, y enfocada con el medioambiente. Son solo algunas de las claves de que el Camino Portugués sea un viaje único en las mentes de los alumnos, y una opción perfecta para un viaje escolar.

Precio
Desde
395€