Se dice que “todos los caminos conducen a Roma”, pero también podría decirse “todos los caminos conducen a Santiago de Compostela”

 

Y es que el Camino de Santiago no es un solo camino, si no una red de muchos caminos que parten de la península y de toda Europa.

 

Las rutas actualmente reconocidas como oficiales por la S.A.M.I Catedral de Santiago son: el Camino Francés, el Camino del Norte, el Camino Primitivo, el Camino Inglés, el Camino a Finisterre y Muxía, El Camino Portugués de interior y el Camino Portugués por la costa, La Vía de la Plata, el Camino de Invierno y recientemente la Ruta del Mar de Arousa y río Ulla.

 

Pero además de estas rutas jacobeas reconocidas como oficiales por la Catedral de Santiago, también existen otros muchos Caminos de Santiago de larga tradición que recorren toda la península. Estos son el Camino Mozárabe, el Camino Aragonés, el Camino del Sur, Camino del Ebro, el Camino de Levante, el Camino Manchego, Camino de Madrid, o el Camino de Cataluña.

 

Existen también una gran cantidad de rutas del Camino de Santiago que parten desde muchos países de Europa. Los más famosos son el Camino Tavira-Quintanilha, el Camino de París (Francia), Camino de Vézelay (Francia), Vía Podiensis (Francia), Camino de Arlés o Vía Tolosana (Francia), Vía Francígena (Italia), el Camino Austríaco (Austria) y la Vía Báltica (Europa central)