El funcionamiento del Camino de Santiago en grupo es muy sencillo. Imagínate un viaje increíble entre amigos, pues igual.

 

Aproximadamente un mes antes del viaje cerraremos el grupo y te enviaremos la documentación de tu viaje con toda la información detallada (autobús / nombres de los alojamientos / reunión de bienvenida / dossier con recomendaciones / póliza del seguro )

 

Una vez todo el grupo haya llegado a Sarria, los guías os convocarán en una reunión de bienvenida para ponernos cara, informaros acerca de la dinámica del viaje y resolver todas vuestras dudas. Además os facilitarán las credenciales, pegatinas para el transporte de equipaje y os obsequiarán con una camiseta y una vieira del peregrino. Este primer día no se camina, podemos aprovechar para tomar algo, conocernos mejor y hacer una pequeña visita al pueblo.

 

Durante una semana realizaremos los 110 kilómetros que separan Sarria de Santiago de Compostela. Caminaremos una media de 20 kilómetros al día repartidos en 5 etapas. Por supuesto cada uno a su propio ritmo. Crearemos también un grupo de Whatsapp en el que el guía irá proponiendo paradas para descansar y esperar por los demás así como lugares de interés que podemos visitar.

Una vez lleguemos al final de la etapa nuestro equipaje nos estará esperando en la recepción del hotel que tenemos asignado. Tras ducharnos y descansar un poco, el guía propondrá un lugar para comer y los que quieran podrán unirse e intercambiar experiencias. Sólo en caso de que sea posible, organizaremos alguna actividad como conciertos o queimadas para amenizar la tarde con nuestros compañeros de Camino.

 

Se trata de un viaje de convivencia en el que siempre se terminan creando lazos muy fuertes entre los integrantes del grupo. Nos encanta ver cómo una vez llegamos a Santiago, esas personas que hace una semana eran desconocidos, terminan siendo en muchos casos amigos para toda la vida.