Para muchos puede parecer una locura hacer el Camino de Santiago con un bebé. Pero lo cierto es que cada vez son más las madres y padres que deciden hacer la ruta jacobea con su recién nacido.

Si te estás planteando hacer el Camino con tu bebé deberás dedicar tiempo a la preparación del viaje. Algunos aspectos importantes son:

  • Buscar una ruta de pocos días con etapas cortas
  • Programar tu viaje en una época del año con temperaturas suaves
  • Disponer de una buena mochila portabebés o un carrito todoterreno
  • Contratar transporte de equipaje
  • Seleccionar alojamientos con cuna
  • Vehículo de apoyo o taxi

Pero sin duda, para evitar imprevistos y viajar con total tranquilidad lo mejor será contratar los servicios de una agencia de viajes. Contacta con nosotros y confía en profesionales que pondrán a tu disposición toda tu logística para que tengas una experiencia maravillosa en familia.