Puedes hacer el Camino de Santiago de las siguientes formas:

 

A pie: Es la forma más tradicional de recorrer el Camino de Santiago. Puedes hacerlo en grupo o en solitario. La mayor parte de peregrinos deciden realizarlo a pie, ya sea por comodidad, por sentir toda la esencia o por desconocimiento de otros modos de realizarlo

 

En bicicleta: En el Camino de Santiago hay etapas especialmente destinadas para los ciclistas. Además, en la mayor parte de las rutas, están muy bien señalizadas con algunos tramos que discurren por carretera.

 

A caballo: Si tienes un caballo y quieres hacer el Camino de Santiago, es posible. Pero es importante que tengas en cuenta que requiere muchos preparativos en cuanto a veterinarios, alojamientos, comida para el animal, autorizaciones etc. También puedes hacer el Camino de Santiago a caballo contratando una agencia especializada.

 

En barco: Sin duda esta es la forma más original de hacer el Camino de Santiago. Puedes hacerlo en tu propio barco o contratar el viaje en una agencia especializada.