El verano va avanzando y a finales del mes de septiembre nos dejará paso poco a poco a las lluvias y frías temperaturas del otoño y el invierno. Si te has propuesto hacer el Camino de Santiago este verano y aún no lo has hecho, septiembre es todavía un mes ideal. En este artículo te hablaremos de las bondades de hacer el Camino en el mes de septiembre.

Peregrinar en septiembre es la opción más inteligente, con el fin de las vacaciones hay una menor afluencia de peregrinos y el clima es perfecto.

El mes de septiembre es tradicionalmente uno de los meses en el que aún veremos bastantes peregrinos caminando, aunque menos que en julio y agosto. En 2019 (último año antes de la pandemia), como recogen los datos estadísticos de la Oficina de Atención al Peregrino de Santiago de Compostela, fueron 45.653 los peregrinos que recogieron su Compostela en sus oficinas, lejos de los 62.814 de agosto o los 53.319 de julio del mismo año.

Con el fin de los principales meses vacacionales, julio y agosto, habrá menos peregrinos en el camino, concretamente aquéllos que dedican parte de sus vacaciones a peregrinar. Ello te permitirá encontrar con más facilidad tu alojamiento, incluso día a día y sin reservar nada, aunque es mejor no arriesgar con eso y llevar todo previamente reservado: para eso te recomendamos la agencia Viajes Camino de Santiago, que te puede ayudar a organizar tu Camino sin compromiso.

Hagamos el Camino en Septiembre

Año Santo, año seguro

Has de tener en cuenta que el año 2021 es Año Santo y como tal, podrás atravesar la Puerta Santa de la Catedral y recibir las indulgencias debidas a tu peregrinación, siempre que realices 100 kilómetros a pie o 200 kilómetros en bicicleta, en alguna de las rutas oficiales y con llegada a Santiago de Compostela. Incluso, podrás asistir a alguna misa del peregrino e incluso tener la suerte de ver el botafumeiro volando en la Catedral de Santiago.

Es posible que el número de peregrinos tal vez sea mayor que en otros años por ser Año Santo, aunque es de esperar que la incertidumbre de la pandemia de COVID-19 mantenga las cifras de peregrinos no muy altas. No obstante, tradicionalmente el mes de septiembre, junto con el de mayo, es un mes de no excesivo tráfico de peregrinos, por lo que ello será una ventaja si quieres espacio de reflexión para ti.

El Camino de Santiago, con sus infraestructuras de alojamiento y hostelería, está preparado para recibir a todos los peregrinos con las debidas medidas de seguridad. Además, caminar al aire libre, y con menores aglomeraciones respecto a julio y agosto, es lo más seguro que se puede realizar en estos tiempos pandémicos.

Un clima perfecto para caminar

Septiembre es también un mes ideal por el clima y las temperaturas, que serán más suaves que en meses como julio y agosto. Caminar por los senderos a Santiago de Compostela será una delicia para los sentidos y para tu piel, pues seguramente sudarás menos. Eso no quita que las noches sean un poco más frescas, ten en cuenta que en el noveno mes del año ya se nota que los días son más cortos, y ello implica también que tengas menos horas de luz para caminar. Además, Galicia no garantiza que la lluvia esté ausente durante muchos días, por lo que deberás llevar en tu mochila equipamiento adecuado para caminar con chubascos, por si acaso.

Galicia festiva

Algo casi único en Galicia es la gran cantidad de fiestas populares y verbenas que se realizan en todo el territorio en el mes de septiembre. Tal vez estés caminando y te encuentres una “sesión vermouth” en un pueblo, o llegas a tu fin de etapa y resulta que hay verbena en la plaza. Además, como Año Santo y Xacobeo, hay conciertos y distintos eventos en toda la geografía gallega.

¿Que quieres peregrinar en grupo?

Tal vez te interese realizar el camino en grupo. Al haber menos peregrinos, es más difícil encontrar gente con la que peregrinar, aunque, ¡eureka! Resulta que con eso, ¡también te pueden ayudar! Entra en la web de Viajes Camino de Santiago https://viajecaminodesantiago.com, elige tu camino y ponte en contacto con ellos sin compromiso, te asesorarán encantados.

Grupos en Septiembre

Muchos caminos, y un destino: Santiago de Compostela.

En función de lo que quieras encontrar en tu peregrinación, tal vez hay una de las diferentes Rutas del Camino de Santiago que se ajusten más a lo que buscas, aunque todos tienen como factor común la capital gallega. Santiago de Compostela es, con su casco histórico, un museo al aire libre lleno de arte, arquitectura, animación y gastronomía. Además, dispones de un amplio abanico de museos para visitar, e incluso tu Credencial del Peregrino y/o tu Compostela te pueden servir para disfrutar de un descuento en la tarifa. Y es que Santiago de Compostela está preparada para recibir a todos los que hacen el Camino en el mes de Septiembre

Puedes llegar a Compostela desde cualquier punto de la brújula. Del norte de Galicia nace el Camino Inglés, que con su mezcla de rías, playas, montes y prados, no es especialmente el más transitado. Le siguen el Camino del Norte, también poco transitado y con mucho espacio para ti, al igual que el Camino Primitivo. En estos tres encontrarás temperaturas más fresquitas.

Ya desde el oeste se acerca el Camino de Santiago Francés, el más transitado y que te permitirá encontrarte con más peregrinos. La Vía de la Plata y el Camino Sanabrés se acercan desde el suroeste y ofrecen un camino más íntimo y poco transitado, algo más caluroso pero con varios ríos.

Camino Francés en Septiembre

Desde el sur debemos destacar el Camino Portugués y sus variantes por la costa y la espiritual, que te ofrecerán aún más rías y playas, hermosas ciudades y pueblos, aunque algo más de calor. Incluso, podrás ver cómo se realizan los trabajos de vendimia en las tierras del famoso vino Albariño, uno de los más valorados en Galicia… ¡Quizás hasta te inviten a ayudar en la faena!

Por último, hacia el oeste y desde Santiago de Compostela, rumbo a la Costa da Morte y al Fin de la Tierra, Finisterre, se encuentra el Camino de Finisterre y Muxía. Puedes hacerlo en esa dirección e incluso al revés, con llegada a Santiago, consiguiendo así la Finisterrana, Muxiana y Compostela. Además, te puedes regalar una mítica puesta de sol en el Cabo Finisterre.

Camino a Finisterre

Y aún tienes otra opción, el as en la manga que tienen nuestros amigos de Viajes Camino de Santiago, aunque no es exactamente un Camino de Santiago. Si quieres disfrutar plenamente de la Costa da Morte, ¿te atreverías con el Camino de los Faros? Si escoges esta opción, te esperan gratas sorpresas.

Como dice la canción de Los Enemigos, “ya es septiembre, y yo no voy a estar”. Dile a tu pareja, amigos y familia que vas a peregrinar, quizás te quieran acompañar. Santiago te espera en septiembre, el ocaso de la época estival, y Viajes Camino de Santiago está aquí para hacer tu Camino más fácil.