Recomendamos que siempre lleves atado a tu perro en tramos de carretera, zonas urbanas o núcleos de población en los que es posible que haya animales sueltos. En Galicia está permitido por ley que los perros vayan sueltos por caminos rurales. Por lo tanto, puedes dejarlo disfrutar siempre que te encuentres en zonas rurales, bosques, campos etc.