Si vas a cargar con tu equipaje durante todo el Camino de Santiago, es importante que te hagas con una buena mochila como aliada. Estas son, a grandes rasgos, las claves para elegirla:

  • Ligera: cuanto menos pese, mejor.
  • Costuras resistentes
  • Hombreras acolchadas y refuerzo lumbar
  • Correas ajustables en cintura y pecho
  • Que permita regularse a tu altura
  • Funda impermeable para la lluvia
  • Preferiblemente que con compartimentos separados
  • Bolsillos superior y laterales