Sí, tu perro y tú dormiréis siempre en la misma habitación sin ningún tipo de problema.