Hoy en día casi todos los alojamientos disponen de conexión a internet por Wifi. No obstante no podemos garantizarte que sea siempre así. Dependiendo de la ruta elegida, algunos alojamientos están situados en zonas rurales donde la conexión es inexistente o de baja calidad. Incluso puede que no tengas datos móviles.

 

Recuerda que el Camino de Santiago es una experiencia increíble a todos los niveles. La verdadera conexión la encontrarás en el propio Camino, así que olvídate del teléfono durante unos días y proponte usarlo sólo lo imprescindible. Hablar con los demás o leer un buen libro son alternativas que seguro te aportarán mucho más.