Antes de responder a esta pregunta, es muy importante que consultes a tu médico. Solo un profesional será capaz de aconsejarte con seguridad si puedes hacer el Camino de Santiago.

Una vez tu especialista te haya dado el visto bueno, deberás asegurarte de que estás en una condición física adecuada, ya que caminarás un número considerable de kilómetros al día. Dedica tiempo a planificar tu viaje (alojamientos y kilómetros diarios) o contrata los servicios de una agencia especializada para evitar imprevistos e ir sobre seguro. Valora la posibilidad de viajar acompañado y, sobre todo, conoce tus límites y no hagas sobreesfuerzos que supongan un riesgo para tu salud.