Como sabrás, no existe una única ruta para hacer el Camino de Santiago y, además, no tienes la obligación de realizarlo completo si no dispones del tiempo necesario. La distancia mínima para recibir la Compostela son 100 kilómetros a pie y 200 kilómetros si vas en bici. En ambos casos, disponer de como mínimo una semana será suficiente para poder completarlo en etapas de 20 kilómetros diarios o 50 km para los ciclistas.