La distancia mínima para la obtención del certificado de la Compostela es de 200 kilómetros para los ciclistas.