Es muy difícil decir cuántas etapas tiene el Camino de Santiago ya que depende de varios factores. Si vas en bicicleta podrás recorrer mayores distancias que si vas caminando. Lo habitual es hacer entre 20 o 30 kilómetros diarios a pie y entre 50 o 80 kilómetros diarios en bicicleta.

 

Pero deberás saber que la división de las etapas no depende únicamente de tu medio de desplazamiento. Por norma general todas las etapas comienzan y acaban en ciudades, villas o pequeños pueblos que cuentan con servicios para los peregrinos (albergues, hoteles, restaurantes, supermercados etc.)

 

Además, la orografía del itinerario también influye en que las etapas sean más o menos largas. En algunas rutas atravesaremos puertos de montaña, sierras, parques naturales etc que nos harán recorrer mayores distancias hasta llegar a algún pueblo.

 

Por lo general todas las etapas están más o menos delimitadas teniendo en cuenta su dificultad y lugares en los que hospedarse. Pero debes saber que no existe una norma preestablecida que te impida hacer más o menos kilómetros, dependerá de tu condición física.