Nuestros grupos los forman personas muy dispares y de todas las edades. No existe un perfil concreto. Es posible que encuentres grupos de amigos y amigas, parejas, familias con niños, jubilados y muchas personas que viajan solas.

 

Lo importante es hacer el Camino de Santiago con la mente abierta, dispuesto a conocer gente, a aprender de los demás y ayudarles si lo necesitan. ¡Seguro que encuentras muchas personas afines a ti y terminas haciendo amistades para toda la vida!