Por supuesto, puedes añadir a tu reserva todas las comidas que desees. No obstante, nosotros nunca recomendamos hacer el Camino de Santiago con las comidas contratadas. Llevar un paquete de comidas cerrado muchas veces resta libertad al viaje y no supone ningún ahorro. Siempre vamos a aconsejarte lo que nos gustaría que nos dijeran a nosotros, así que creemos que comer lo que te apetezca, dónde te apetezca y cuándo te apetezca siempre suma a la experiencia.

Además, en el dossier que te enviamos al realizar tu reserva, encontrarás las mejores recomendaciones de bares y restaurantes en los que comer de maravilla a precios muy económicos.