Si has contratado las comidas en tu viaje, deberás informarte con tu alojamiento del horario del restaurante en el momento de realizar el check-in, ya que puede variar de un día a otro dependiendo de la ocupación del restaurante.
Pero en la mayoría de los casos los desayunos empiezan a servirse desde muy temprano, alrededor de las 7 de la mañana. Las cenas suelen estar disponibles entre las 20:30 y las 23:00 en la mayor parte de establecimientos.