Aunque muchos alojamientos disponen de servicio de lavandería (de pago), no podemos garantizarlo. Pero no te preocupes, en todos los pueblos hay lavanderías de autoservicio que funcionan con monedas en las que podrás hacer tu colada.