La ciudad de Santiago de Compostela es un pequeño tesoro de piedra que nadie puede dejar de visitar. Pasear por su centro histórico, que es Patrimonio de la Humanidad desde 1985, respirar su ambiente peregrino en la hermosa Plaza del Obradoiro, saborear sus delicias gastronómicas en la Rúa del Franco y visitar sus principales museos y parques forman parte del qué debemos ver en Santiago de Compostela a lo largo de un solo día.

Sin embargo, hay muchos lugares cerca de Santiago de Compostela que merecen mucho la pena visitar, bien sea por su valor natural, histórico o artístico. 

Si dispones de coche y tienes curiosidad, coge lápiz y papel que te vamos a mostrar sitios a los que podrás llegar en apenas media hora y que completarán tu estancia en la capital gallega.

Ponte Maceira

Por méritos que conocerás si lo visitas, se trata de uno de los pueblos más bonitos de España. Situado entre los ayuntamientos de Ames y Negreira, a unos 15 minutos de Santiago, se trata de un pequeño núcleo rural a orillas del río Tambre con un hermoso puente medieval, zona de baño, antiguos molinos, un pazo, la Capilla de San Blas y pintorescas casas de piedra, que puedes ver en el mismo día que pasas por Santiago.

Que ver en Santiago en un día ponte maceira

El puente, del siglo XIII y levantado sobre uno anterior romano, permite el paso a los peregrinos a Finisterre y Muxía. Aquí se sitúa una leyenda relacionada con Santiago Apóstol: sus discípulos, Teodoro y Atanasio, que transportaban sus restos buscando un lugar donde dejarlos, estaban huyendo de los romanos y, una vez cruzado este puente, la intervención divina lo derrumbó para impedir el paso de los perseguidores. El escudo del Ayuntamiento de Negreira recuerda este episodio.

Padrón

También a escasos 30 minutos encontrarás esta histórica villa a orillas del río Sar, capital municipal y prácticamente en la frontera de las provincias de A Coruña y Pontevedra. Cuna de la afamada escritora gallega Rosalía de Castro, en Padrón nace la última etapa del Camino Portugués, así como los famosos pimientos de Padrón o del Herbón, que como dicen en el lugar, unos pican y otros no

Si te coincide en domingo, una buena opción de visita es su mercado tradicional, donde no deberás dejar de probar el pulpo “á feira” en alguno de sus puestos. La vecina villa de Iria Flavia, donde nació el escritor Camilo José Cela, y el mítico lugar de Santiaguiño do Monte, fueron escenarios legendarios de la historia jacobea.

Pico Sacro

Relacionado también con la leyenda jacobea está el Pico Sacro, una pronunciada elevación de más de 500 msnm muy reconocible desde Santiago de Compostela. Formando parte del Concello de Boqueixón, en unos 20 minutos podrás llegar a su cima, donde se levanta la Capilla de San Sebastián. Es de suma importancia en la historia geológica de Galicia, pues ahí chocaron y se soldaron dos placas tectónicas. Situado a los pies de la última etapa de la Vía de la Plata, ofrece unas vistas impresionantes desde su cima.

Noia

Con apenas 30 minutos de coche puedes llegar a Noia, capital del municipio del mismo nombre. Noia se levanta al inicio de la ría de Muros y Noia, la más septentrional de las Rías Baixas.

Qué ver en Santiago en un día

Con un pequeño pero elegante centro histórico, cabe destacar la Iglesia de San Martín y la Iglesia de Santa María la Nueva, con su cementerio y museo de laudas gremiales. Un agradable paseo por su malecón y un aperitivo en sus terrazas completarán esta agradable visita.

Torres de Altamira

Situadas a unos 20 minutos en coche en el Ayuntamiento de Brión, son las ruinas de un castillo medieval perteneciente a la poderosa familia de los Moscoso. Declaradas Bien de Interés Cultural, la visita al lugar es rápida, pero alberga mucha historia como protagonista en las Revueltas Irmandiñas en la Baja Edad Media gallega.

Fortaleza de A Rocha Forte

El lugar más cercano a Santiago de Compostela (apenas 10 minutos en coche) y perteneciente a su ayuntamiento, son también las ruinas de un castillo medieval destruido tras las Revueltas Irmandiñas. Sus piedras fueron reutilizadas en otras construcciones, incluso en Santiago de Compostela y su catedral. Un día fue símbolo del poder señorial del arzobispo de Santiago y hoy en día está en proceso de puesta en valor como Bien de Interés Cultural que se pueden ver en la zona.

Playa fluvial de Tapia

Es, para muchos compostelanos, su playa particular. A unos 20 minutos de coche, es un área recreativa y de baño perteneciente al Ayuntamiento de Ames. Si hace un día soleado y viajas con niños, es una buena alternativa para pasar el día. Dispone de cafetería, aparcamiento, zonas verdes, piscina y buen acceso al baño en el río Tambre, en cuyos márgenes aún se conserva un antiguo molino. Además, hay un club de piragüismo que en verano ofrece actividades y cursos.

Pazo de Faramello

Ostenta el título de pazo más visitado de Galicia, así que es una cita ineludible; en palabras de la escritora gallega Emilia Pardo Bazán, “pazos hay muchos, el de Faramello es único”. A 20 minutos en coche, en el Ayuntamiento de Rois, lo encontrarás en la última etapa del Camino Portugués. Su cuidada ornamentación vegetal, su ubicación al lado del río Tinto y sus jardines afrancesados harán de tu visita una experiencia única.

Pazo de Oca

Uno de los pazos señeros de Galicia, forma parte de la Ruta de la Camelia, pues sus jardines están engalanados con estos árboles. Situado en el Ayuntamiento de A Estrada, a unos 30 minutos en coche, es una visita ineludible para los amantes de las flores. Es Bien de Interés Cultural y hay quien lo denomina el Versalles gallego. Lo puedes visitar y te recomendamos especialmente hacerlo entre enero y abril, época de floración de la camelia, un espectáculo digno de ver y por el que merece la pena desplazarnos si vamos un día a Santiago.