Dentro de Castilla y León encontramos ciudades tan bonitas como Burgos con su majestuosa Catedral o Segovia con su impresionante acueducto. En esta ocasión destacaremos lo imprescindible de ver si decidimos visitar Ávila.
Del mismo modo que pasa con el Camino de Santiago, el alzamiento de la ciudad fue en el siglo XVI. Se convirtió en un importante destino de peregrinaje por la supuesta aparición de Santa Teresa de Jesús.

¿Qué ver?

Esta ciudad no se puede quedar atrás dentro de esta comunidad autónoma, y mucho menos siendo la más alta de España. Declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, Ávila no es conocida sólo por la altura a la que se encuentra. La ciudad destaca notablemente por las murallas medievales que delimitan el casco histórico de la misma. Una vez nos hayamos adentrado en sus murallas parecerá que hemos retrocedido en el tiempo. Nos encontraremos palacios del Renacimiento, iglesias románicas incluso muchos elementos medievales. Descubre a continuación qué no puedes dejar de ver si visitas Ávila.
Murallas Ávila

La Muralla

Es el sello de identidad de la ciudad. Cuenta con un total de 2516 metros de perímetro siendo su forma prácticamente rectangular. Se mantiene completa su estructura como para con la de Segovia. Si tienes tiempo es aconsejable recorrerla para poder apreciar los detalles que esconde, además es posible subir y verla por un económico precio.
Catedral de Ávila

La Catedral

Considerada la primera catedral gótica de España, fue declarada Monumento Nacional y Patrimonio de la Humanidad. Se encuentra en plano centro, adherida a la muralla. Como dato curioso diremos que aún permanece inacabada y está tapiada en ladrillo para evitar su deterioro.