Senda Fluvial del Nansa • Recorre 14 impresionantes Km por una de las rutas más conocidas de Cantabria

Hoy vamos a presentarte una de las rutas más conocidas de Cantabria. Se trata de la Senda Fluvial de Nansa, un antiguo paso creado por pescadores de trucha y salmón de la zona que discurre entre las poblaciones de Muñorrodero y Cades. Ahora, se ha convertido en uno de los paseos más delirantes de la región, haciendo que los 7 km disponibles de camino (14 km si haces ida y vuelta) sean una de las experiencias mejor vividas.

Ver PRECIOS Camino Santiago

Durante el trayecto, donde el río Nansa cobra especial relevancia, encontrarás escaleras de piedra talladas, pasarelas hechas de maderas, cuerdas ancladas en rocas, pasos estrechos y la buena vibra de la naturaleza que ayudará a completar la travesía. Pero además, disfrutarás de hayedos, bosques y praderas, en las que también verás pastar libremente a vacas y caballos. Aquí sí es posible hacer turismo familiar, ya que la ruta es perfecta para ir con niños por su bajo nivel de dificultad.

No pierdas la oportunidad de hacer senderismo en la Senda Fluvial de Nansa, de apreciar sus tesoros naturales y descubrir por qué también es conocida como la Ruta de los Pescadores.

¿Qué hacer en la Senda Fluvial del Nansa?

La ruta es imprescindible tras tu llegada a Cantabria. Desde que inicia hasta que termina no dejará de sorprenderte. Pero antes de empezar, debes elegir cuál de las dos hacer.

Una de ellas es la que termina en la recientemente rehabilitada ferrería de Cades. La segunda (y la más corta) es la que culmina en la Central Hidroeléctrica de Trascudia y de la cual haremos especial referencia.

El camino se desarrolla por los viejos caminos hechos por el constante andar de pescadores en busca de truchas y salmones. Por ello también se le conoce como Ruta de los Pescadores. Hoy en día, estos mismos pasos están perfectamente señalizados y acondicionados para uso turístico.

Mientras caminas por senderos súper seguros, siente la buena energía que ofrece el valle y la paz que transmite el río Nansa. Concéntrate en los hayedos, encinas, espinos y sauces que encontrarás en el camino. Pero gózate la oportunidad de mirar nutrias, salmones, cangrejos y otras especies como vacas y caballos en su hábitat.

En medio de la peregrinación hallarás las jaulas de los pescadores. Fueron usadas para cruzar el afluente y para capturar el salmón.

Terminando el paseo llegarás a uno de los tramos más divertidos. Y es aquí donde los senderos se tornan más estrechos, por lo que las cuerdas fijadas a las rocas te servirán para sujetarte.

Al llegar por fin hasta la Central Hidroeléctrica, conseguirás hermosas cascadas y lagos impresionantes para un merecido chapuzón. Disfrutarás mejor del paseo y de las zambullidas durante el otoño cuando el clima cantábrico no es tan sofocante como en  el verano.

¿Dónde comer?

Después de culminar la ruta de 14 sensacionales kilómetros sentirás cómo tu cuerpo empieza a demandar energía. Y qué mejor manera de reponer las pilas que degustando platillos exquisitos en restaurantes cercanos a la Senda Fluvial del Nansa. Aquí nuestra selección:

Restaurante Muñorrodero

Buena sazón, trato cordial y ambiente familiar. Definitivamente, este restaurante es una excelente opción. Prueba el arroz con chiripones o los macarrones con picadillo. Las raciones son abundantes y destaca por su variedad. Está ubicado en el Barrio el Salin S/N, Fuengrande.

Sotavento

La comida da gusto…. y mucho. Los platillos están preparados con productos de calidad. Sus raciones son inmejorables. Y si hablamos de atención, entonces tendríamos que deshacernos en halagos. Es uno de los mejores restaurantes de la zona, pero será mejor reservar con tiempo. Está en la avenida Miramar 16, San Vicente de la Barquera.

La Sauceda

Es una opción que siempre hay que tener en cuenta. Es un restaurante que merece la pena por las delicias que sirven en tu mesa y por la amable atención de sus encargados. Prueba la merluza porque estamos seguros que te dejarán con ganas de más. Está ubicado en la población de Buelles S/N, Panes, España.

¿Dónde dormir?

Si has decidido hacer la Senda Fluvial de Nansa durante tus próximos días libres, tienes que saber que cerca de allí hay lugares de alojamientos imprescindibles. Y aquí te diremos cuáles son algunos de ellos:

Hotel Canal

En la localidad de Unquera está uno de los hoteles mejor valorados por los turistas. Dispone de habitaciones cómodas con televisor pantalla plana y WiFi gratis. Cuenta con otros servicios para una cómoda estadía.

Valle de Arco Hotel

Se trata de una opción ideal para los viajeros. Cuenta con servicios de calidad como habitaciones cómodas con televisor pantalla plana. Puedes permanecer conectado al WiFi porque es gratuito al igual que el parking, También tiene cafetería y movilización al exterior. Está ubicado en Prellezo.

Hotel Rural Valleoscuru

Es una alternativa recomendable y uno de los hoteles de mayor prestigio gracias a la calidad y el buen servicio que ofrece a los huéspedes. Posee una decoración sencilla, y su ambiente es tan cálido que te sentirás como en casa. Dispone de calefactor, teléfono e Internet gratis. Hotel Rural Valleoscuro está ubicado en Llanes.

¿Cómo llegar?

 

Llegar hasta la Senda Fluvial del Nansa es sencillo. Tanto que no necesitarás de un mapa o GPS para trasladarte, ya que la vía está perfectamente señalizada. Si partes desde Santander, toma la autovía A8 con dirección a Unquera.

Pero antes de llegar coge la salida a Los Tanos hasta que por fin puedas mirar las señalizaciones que te conducirán directo al Valle de Nansa. En el camino disfruta de otras localidades como Cosío, Carmona y Tudanca

Senda Fluvial del Nansa • Recorre 14 impresionantes Km por una de las rutas más conocidas de Cantabria

5 (100%) 1 vote

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *