Camino a San Andrés de Teixido: Devoción y misterio en el norte de Galicia

Nos encontramos en Galicia, concretamente en el municipio de Cedeira, en plena Sierra de la Capelada y cerca del mar. Una pequeña aldea en la que curiosamente se estimó en 2007 que la habitaban un total de 49 personas (29 hombres y 20 mujeres).

Es muy posible que no nos suene y que ni siquiera sepamos situarlo en un mapa, pero os podemos asegurar que tras leer este artículo sintamos curiosidad por ir a conocerlo o a recorrer algunas de sus rutas. Otra vía de peregrinación hacia esta aldea, concretamente a su santuario, muy parecida al Camino de Santiago.

Ver PRECIOS Camino Santiago

¿Alguna vez escucharon el dicho «A San Andrés de Teixido vai de morto o que non foi de vivo»? (A San Andres de Teixido va de muerto el que no fue de vivo). Esta aldea además de ser conocida por sus dichos y leyendas, el punto de más interés lo tiene en sus acantilados, siendo estos los más altos de Europa.

A San Andrés de Teixido también es posible que se le conozca con el nombre San Andrés de «Lonxe» o San Andrés «Do cabo do mundo» ya que está muy cerca del punto más septentrional de la península.

San Andrés de Teixido es una pequeña aldea, pero con infinidad de atracción turística, ya sea por su peregrinación, sus preciosos paisajes, sus acantilados, sus leyendas o incluso por su gastronomía. A continuación les detallaremos qué puede ver, comer o hacer en este maravilloso rincón de Galicia.

 

 

 

¿QUÉ VER EN SAN ANDRÉS?

Aunque se trate de una aldea muy pequeña, tiene muchos puntos de interés a visitar que nos harán enamorarnos de su naturaleza y de su historia.

Paisaje natural

Situada en la Sierra de Capelada, nos encontramos esta aldea que a nivel europeo es conocida por sus altos acantilados. Se trata de los acantilados más altos, con una altura de 612 metros sobre el nivel del mar. La Atalaia de Herbeira es el mirador desde donde se pueden apreciar las mejores vistas de los acantilados. Podremos observar a nuestro camino aves rapaces, caballos salvajes e incluso el ganado en libertad. No dejemos atrás la flora de este maravilloso entorno en la que podemos destacar la herva namoreira o herba de namorar. Este pueblo además de por su tradición y costumbres, es famoso por las leyendas que de él surgen. Una de ellas tiene relación con esta planta, que dice que hay que meterse un trozo en el bolsillo de la persona que quieres, esto haría que irremediablemente acabasen juntos por el destino.

San Andrés de Teixido nos ofrece un paisaje digno de ser contemplado y guardado en nuestra retina para el resto de nuestra vida. Quizá sea considerado como uno de los más impresionantes de España. Hay varios puntos desde los que podemos disfrutar del entorno natural de esta pequeña aldea. La más impresionante la encontramos desde la Vixía Herbeira, situada a 612 metros sobre la altitud del mar, el punto más alto de los acantilados. Es una vieja construcción realizada íntegramente en piedra ya abandonada. Otro mirador a destacar es el Mirador de San Andrés de Teixido, desde donde se contemplan unas vistas espectaculares del mar y de los acantilados, además de la mítica Barca de San Andrés. Por último podemos destacar el mirador de Cruz de Nogueira situado en la entrada de la aldea prácticamente. Suele pasar desapercibido pero si tiene la oportunidad no se pierda las vistas que ofrece.

A una altura mucho inferior, podemos encontrar la fuente del santo, con un abundante caudal y origen de muchas creencias. Desde allí, seguiremos caminando por el borde del acantilado llegando a el «peirao», una estrecha planicie litoral, en donde, si el mar está en calma, se puede andar por inmensos bloques de granulitas y serpentinitas que cubren todo este sector. Si por el contrario nos encontramos con el mar revuelto, nos quedaremos impresionados con el romper de las olas, un verdadero espectáculo de la naturaleza.

Como todos sabemos, el verde predomina en la postal gallega, entre las especies que podemos encontrar en esta zona destacamos por ejemplo los tejos o «teixos» de donde procede el nombre de este hermoso pueblo.

No sólo en tierra observaremos fenómenos increíbles de índole natural, si no que si alzamos la vista a nuestro paso por los acantilados, descubriremos las impresionantes aves que surcan los cielos azules, como el halcón peregrino, el cuervo carnazal, el cormorán moñudo, o las aves rapaces migratorias como el águila albela.

Santuario de San Andrés de Teixido.

Después de la Catedral de Santiago de Compostela, este santuario es el segundo de Galicia, considerado” Meca de los Gallegos”. Un templo que tiene su origen en el siglo XII, cuando ya había noticias de un monasterio en el lugar, aunque la iglesia data de los siglos XVI y XVII y de estilo gótico-barroco de tipología marinera.

Un lugar lleno de misticismo, en el que al igual que la peregrinación hacia Santiago, hace acopio y se realiza desde diferentes puntos hasta llegar al Santo.

Un lugar de poder, en el que las leyendas intentan explicar el origen de dicho santuario. La más conocida y quizá la más importante sea la del dicho “A san Andrés de Teixido, vais de morto o que non foi de vivo”. Según se cree, fue originado por los celos de San Andrés con respecto a la peregrinación a Santiago de Compostela. Un día recibió la visita de Dios que acompañado de San Pedro, escuchó sus quejas. La promesa que le hizo para que cambiara su situación fue la de que a partir de ese momento a su santuario acudirían todos los mortales y que si no lo hacían en vida lo harían en espíritu, después de muertos.

Numerosas son las leyendas que intentan dar explicación a su origen, quizá la segunda más conocida sea la de A Barca de San Andrés. Cuenta que el apóstol llegó a este lugar en barca y que al llegar chocó contra los acantilados hasta volcar. La barca supuestamente quedó petrificada, y hoy en día podemos observar desde el mirador que hay en el exterior del Santuario una roca con forma de barca.

Un santuario en el que se mezclan el culto cristiano a San Andrés con ritos paganos y tradiciones precristianas, como la creencia de que los reptiles e insectos que te encuentras por el camino son almas en peregrinación que no merecerán el descanso hasta que no lo hayan visitado.

 

«Sanandresiños»

Hacemos un paréntesis para explicar qué son los famosos sanandresiños. Una ofrenda que veremos si decidimos visitar el santuario. Están realizados artesanalmente por mujeres de la aldea, y aunque son ofrendas se han convertido al mismo tiempo en souvenirs. El material curiosamente es miga de pan y están pintados de colores llamativos. Existen varias formas, eso sí, todas relacionadas con el santo y sus leyendas como son:

La Mano: Para pedir por el amor, las buenas compañías y la amistad,

El Pez: Por el trabajo y el sustento,

La Barca: Para los viajes, la casa y los negocios,

El Santo: Por la salud física y mental, y la buena convivencia.

El Pensamiento: Por los estudios y contra envidias y maleficios,

La Cruz de San Andrés

La escalera: para llegar al paraíso, etc.

 

Leyendas…

Anteriormente hemos hablado de algunas de las más conocidas historias y leyendas de San Andrés de Teixido, pero son infinidad de ellas las que se esconden en cada recoveco de esta aldea. De hecho, a su venta en el pueblo podemos encontrar un libro que recopila la mayoría de ellas por no decir todas.

Además de las que hemos hablado sobre el santuario, hay otra leyenda que dice que debe portar cada persona que peregrine, una piedra que deberá dejar para seguir formando los “milladoiros”. Si continuamos indagando, encontramos otra mucho más curiosa relacionada con el origen del Santuario. Se cuenta que cuando Dios terminó el mundo, descansó, apoyando su mano derecha sobre la región de Galicia. Los dedos se hundieron en el suelo, aun blando como la arcilla, dando lugar a los valles sumergidos que hoy conocemos como rías gallegas. . Jesús, acompañado de su amigo Pedro, quiso conocer el lugar en el que su padre había descansado la mano. Tuvieron que recorrer toda la Península Ibérica hasta dar con el lugar concreto, donde muertos de sed, decidieron descansar. Sin embargo, el agua no era potable y tampoco encontraron nada que comer, así que Jesús pidió ayuda a su padre. Dios le envió una manzana y en el interior estaba cobijado San Andrés, así cuando Jesús hubo saciado el hambre y la sed, el santo quedó liberado.

Por ello, Jesús encomendó el lugar a este santo, para siempre. Pero San Andrés, desolado, le pidió que no le abandonara en un lugar tan inhóspito en el que no había ni comida ni agua. Y Jesús le prometió que, a partir de ese momento, la comida sería abundante, el agua fresca, y que le visitaría gente de todos los lugares del mundo siendo su nombre conocido y venerado por todos. El santo aceptó.

Por último, otra de las leyendas y ya tradición de este mágico lugar es la de arrojar a la fuente de los Tres Caños, una miga de pan. Si ésta se mantiene a flote, el santo será benevolente y no si por la contra se hunde en el agua.

Podemos hacer un único artículo contando todas las leyendas y costumbres de este pueblo, por ello os invitamos que sigan investigando si les resulta curioso o mejor aún, que visiten San Andrés de Teixido.

Gastronomía

El pescado y marisco fresco constituyen la base de su tradición culinaria. Todo tipo de mariscos son habituales en las mesas de la localidad. Son famosos los berberechos y coquinas, pero, sin duda, el verdadero protagonista de la cocina de Cedeira es el percebe. Esto ocurre al encontrarse muy cerca del punto más septentrional, por lo que no puede irse de allí sin probar su producto estrella.

 

 

CAMINO DE SAN ANDRÉS DE TEIXIDO

Al igual que ocurre en el Camino de Santiago, existe la costumbre de la peregrinación al Santuario de San Andrés de Teixido. Para todos aquellos que decidan realizar este camino debemos tener varias cosas en cuenta antes de embarcarnos. Se puede realizar a pie o a caballo, y lo harán con alegría según se dice. Aquellos que lo vayan a realizar por primera vez, deben coger una piedra y llevarla en el bolsillo para lanzarla en el milladoiro (dejando constancia de que la persona realizó el camino y cumplió). Una vez en el santuario, dejaremos la ofrenda o una limosna. También es posible portar velas para encenderlas allí. Y no se nos puede olvidar al salir besar la imagen del Santo, que nos dará la bendición o como se suele conocer “poner o santo”. Después de este ritual, continuamos con las tradiciones e iremos a la fuente del santo para tirar una miga de pan. Todos estos ritos y leyendas son opcionales, pero son costumbres de esta peregrinación junto con otros de los que anteriormente hemos hablado.

Los que se atreven a hacer esta peregrinación poco conocida fuera de Galicia, lo hacen desde distintos puntos de Galicia, pero hay rutas marcadas. Por ejemplo el camino viajo de San Andrés que comienza en el monasterio de San Martiño de Xuvia, en el municipio de Narón. Un total de 42 kilómetros hasta llegar a la meta. A este camino se le suman dos más, uno desde Ferrol y otro desde San Adrián de Veiga en el municipio de Ortigueira.

Las distancias aunque no son muy largas, se aconseja pernoctar en la aldea puesto que no existe un medio de transporte público para volver. Existe también un ritual para la vuelta, en a que es costumbre traer el ramo de San Andrés, que consiste en una vara de avellano (la protección), una ramitas de tejo (en gallego es teixo, de donde viene el nombre el pueblo) como símbolo de salud.

 

San Andrés de Teixido es religión, espiritualidad, tradición, leyenda e historia.

Existen muchas rutas al igual que las que ofertamos en nuestra agencia para El Camino de Santiago, que según el tiempo del que disponga o la distancia que quiera recorrer puede realizar. Para más información sobre las rutas a las que puede optar si decide hacer esta peregrinación pulse el enlace.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *