Qué hacer si llueve en el Camino de Santiago

Y si llueve en el Camino de Santiago

“Hoy es el día de escoger las vacaciones en el trabajo, por fin tienes clara la fecha en la que podrás realizar ese ansiado viaje que tanto tiempo llevas queriendo hacer. Comienzas a prepararlo con todo lujo de detalles y todo el mimo del mundo: rutas, itinerarios, alojamientos, transportes… Esperas eufó[email protected] a que llegue el día de coger por fin las vacaciones y emprender ese viaje soñado. Está a punto de llegar el día y… temporal. Llueve todos los días de tu viaje.”

El tiempo es caprichoso, ¿verdad? Que mala suerte, todas las semanas anteriores ha hecho sol y justo cuando tienes tus vacaciones programadas, llueve. Seguro que reconoces esta sensación ¿eh? A todos nos ha pasado alguna vez en la vida ¡y qué rabia da!. Dicen que los gallegos llevamos el mal tiempo con nosotros… yo he visto llover en el Sahara, no os digo más.

Pero bueno, ¿Quién ha dicho miedo al agua? Nosotros decimos: al mal tiempo, buena cara. Así que, si te encuentras en esta situación no te vengas abajo, verás que al final todo tiene sus cosas buenas. En este post te contamos cómo es el camino de Santiago pasado por agua, ¡comenzamos!

 

Peregrinos, chubasqueros y paraguas

 

Vaya rollo, aún por encima que va a llover durante tus vacaciones, este año has escogido como destino el camino de Santiago. Este suele ser el primer pensamiento de los peregrinos cuando descubren que va a llover durante las fechas que tenían programadas para su camino.

La realidad es que muchas veces, aunque la previsión meteorológica se presente favorable, al final llueve; y otras veces, la previsión es de mucha lluvia y finalmente llueve poquito. Así que, el primer consejo es que ¡siempre hay que ir preparado! Y por lo menos piensa, que si ya contabas con tiempo lluvioso, mejor que si la previsión era buena y finalmente llueve.

 

¿Qué me llevo al camino si llueve?

 

Lo más importante es no mojarse, así que tendrás que aprovisionarte de ropa impermeable. En esta lista encontrarás lo más importante:

-Calzado: bota o zapatilla de trekking impermeable. Es muy importante que el calzado sea realmente resistente al agua, ya que caminar con los pies mojados no mola nada.

-Ropa: existen pantalones impermeables o fundas para colocar por encima del pantalón. La parte superior de la indumentaria no es necesario que sea impermeable, ya que llevarás chubasquero.

-Chubasquero: puede ser de cuerpo entero o de medio cuerpo. También puedes llevar una chaqueta de trekking resistente al agua.

-Funda impermeable para la mochila: para no llegar con todo empapado al final de etapa.

-Paraguas: puede ser el substituto perfecto del bastón de trekking y cobijarte si es necesario.

Es importante que consultes la temperatura que va a hacer ese día y midas bien la ropa que te pones. Ten en cuenta que vas a llevar prendas impermeables por fuera, que aportan mucho calor. Así que si no hace frío, no te abrigues por debajo en exceso, ¡no queremos que llegues asado!

Llévate un chubasquero

 

¿Qué pasa si no he sido previsor y me mojo?

El principal problema con el que un peregrino puede encontrarse es mojarse el calzado. ¿Qué pasa si no hay radiadores para secarlo? Puede darse el caso de que te encuentres en un alojamiento que no disponga de ningún aparato eléctrico para secar tu calzado. No te apures, a grandes males, grandes remedios: puedes envolver el calzado por dentro y por fuera en papel de periódico durante la noche, ya que el papel absorberá la humedad.

 

¿Y si te pilla la lluvia en mitad de la etapa y no vas preparado?

Este es el principal motivo por el que aconsejamos encarecidamente ir siempre preparados. Puede que en ese momento no lleves ropa impermeable puesta, pero si había indicios de que podía llover y has sido previsor, deberías llevar en tu mochila un chubasquero portable y una funda para la mochila, de los que ocupan lo mismo que un paquetito de pañuelos. Si no llevas nada contigo, trata de comprar un chubasquero en el pueblo que tengas más cerca.

Lo más importante como ya hemos dicho antes: el calzado. Para no correr el riesgo de mojarse los pies, lo recomendable es llevar unas zapatillas de trekking para hacer el camino. Este calzado, en su mayoría es resistente al agua, por lo que te librará de acabar la etapa con los pies empapados.

Paraguas de colores

 

¿Qué hay de bueno en hacer el camino cuando llueve?

 

Y ahora probablemente os estaréis preguntando y ¿Qué tiene de bueno entonces hacer el camino cuando llueve? Pues que deciros queridos amigos… primeramente seguro que será una experiencia que no olvidaréis nunca y tendréis un montón de anécdotas para contar. En segundo lugar, la realidad es que: las desgracias unen a la gente. Así es, lo sabemos muy bien todos. Cuando lleguéis al alojamiento empapados buscando algún lugar donde secar vuestras cosas, ahí estarán otros peregrinos en la misma situación, ¡socialización al canto! Tercero: habrá menos gente, por lo que tendréis menos masificados los servicios. Cuarto y último: algunos dicen que Compostela solo es bonita cuando llueve, yo he vivido en Compostela mucho años y debo reconocer que cuando el día está lúgubre la ciudad tiene un encanto que no se cómo explicar… ¡Viviréis un auténtico día picheleiro! (picheleiro es una palabra, a modo de gentilicio, para denominar a las personas de Santiago).

 

Bueno [email protected] [email protected], con este post, esperamos haberos animado a ponerle al mal tiempo buena cara.

Si has tenido un camino pasado por agua, te animamos a compartir aquí tu experiencia con los demás. Si planeas hacer tu viaje lloviendo con tu mascota, prepara todo lo necesario.

Llueva o no: ¡ultreia et suseia siempre!

One thought on “Qué hacer si llueve en el Camino de Santiago

  1. Fernando says:

    Tengo un gato y no utilizo arena para su caja, si no un grano super absorbente de colores vivos y que he oído que es muy ´´útil para la condensación de humedad en el coche en invierno. Supongo que también secará las botas mojadas. Un saludo y buen camino.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *