Platos típicos para pasar el frío en el Norte

cocido gallego

Es sobradamente conocido por todos la buena gastronomía que existe en Galicia y en el norte en general. Los gallegos somos de muy buen comer, y como la tónica mayoritaria de nuestro clima es la humedad y el frío, en otoño e invierno sacamos la mayor parte de nuestros platos típicos estrella. 

En el norte existe una gastronomía de lo más variada, que en la estación fría tiene una característica común: platos contundentes que aportan mucho calor y energía para combatir el frío. A continuación os presentamos una lista de los mejores platos tradicionales de la comida gallega que actuarán de calefacción natural. ¡No pierdas detalle!

 

Platos típicos gallegos de invierno

 

Caldo gallego

El caldo gallego es quizá el plato más consumido en invierno en Galicia. Se trata de un caldo a base de la grasa de la carne de cerdo y del chorizo, en el que se cuecen patatas, habas, grelos y verduras. Se trata de uno de los platos más típicos que encontrarás en la lista de primeros platos de los menús de los restaurantes. Habitualmente se sirve en tazón de barro acompañado de pan.

caldo gallego

Cocido

Esta comida está muy relacionada con la anterior. De hecho, los domingos de invierno es bastante habitual comer caldo de primero y cocido de segundo, tanto en las casas como en los restaurantes gallegos. En este plato se cocinan todas las partes del cerdo que te puedas imaginar, acompañadas de chorizo, grelos, repollo y patatas. Es perfecto acompañarlo con unas tazas de vino tinto de la nueva cosecha. Lalín y Padrón son las localidades gallegas donde mejor se prepara este plato.

Lacón con grelos

Otro plato muy habitual de las cocinas de invierno y de elaboración muy similar al cocido. La diferencia es que para este plato se cuece solamente lacón con grelos y patata. El concello de Cuntis, lugar ubicado muy cerquita del paso del camino Portugués a la altura de Caldas de Reis, presenta una de las mejores fiestas gastronómicas de esta tradicional comida.

Diseña tu ruta a medida

Botelo

El botelo es uno de los embutidos más tradicionales de la zona oriental de Galicia. Es como una especie de chorizo muy grande, en el que se emplea el estómago del cerdo para rellenarlo de varias carnes del mismo. Normalmente suele cocerse y prepararse con patata cocida y grelos. Se puede disfrutar de este plato, en las montañas lucenses, en lugares de paso del camino Francés como O Cebreiro y por supuesto en la zona del Bierzo.

botelo y cachucha

Androlla

Se trata de otro producto cárnico embutido. Es un chorizo relleno en casi su práctica totalidad de costilla de cerdo y ahumado posteriormente con leña de roble. Durante el carnaval es muy tradicional degustar este producto en las localidades con mayor tradición de esta fiesta en Ourense, como Viana do Bolo.

Cachucha

La cachucha es el plato más típico del entroido (carnaval) en Galicia. Este plato está hecho a partir de cabeza de cerdo curada y ahumada. Perfecto para entrar en calor y enfundarse en un disfraz a pesar de las bajas temperaturas. Disfrutarás probándolo en lugares clave tradicionales como Laza, Xinzo de Limia o Verín.

Agencia de viajes especialista en el Camino de Santiago

Callos

Los callos son un potaje a base de garbanzos, pata de vaca, tripa y chorizo. Realmente es un plato delicioso muy asociado a las fiestas gastronómicas en los pueblos de Galicia. ¡Debes probarlo al menos una vez en la vida! El concello de O Porriño, en pleno camino Portugués, ofrece una de las mejores fiestas gastronómicas de este potaje.

callos

Carne o caldeiro

Es una comida muy típica de la provincia y municipio de Ourense. Este plato encuentra su antecedente directo en la carne a la maragata de Astorga. Se trata de carne de ternera de primeras calidades guisada a fuego lento con cachelos, aceite de oliva y pimentón.

Fabas de Lourenzá

Es un potaje muy energético elaborado a base de habas, chorizo y tocino. El plato es típico de Lourenzá, municipio ubicado en la Mariña Central en Lugo, donde es típico el cultivo de esta legumbre.

fabas

Lamprea

Se trata de un pescado de río de sabor tan exquisito como fuerte. Es un plato tradicional de la cocina de las zonas gallegas ribereñas, sobre todo de la zona del río Miño, como Tui. La lamprea se prepara adobando el pescado en su propia sangre, con perejil, ajo, pimienta y sal. Posteriormente se guisa con cebolla y vino, y se presenta en una gran cazuela de barro. El acompañamiento preferido suele ser el arroz blanco.

Otros platos típicos

Otros platos típicos son el guiso de choupas, una especie de sepia que puede ser guisada con patata, arroz o fideo y un sofrito de cebolla y pimientos. También destaca la caldeirada de merluza, un guiso cocinado a base de merluza, patatas y pimentón con la característica “ajada”. La ajada es una salsa realizada a base de ajos confitados en aceite de oliva y pimentón. Es típico cocinar con la misma receta de la merluza, la raya a la gallega.

 

Sobremesas de invierno en Galicia

 

Como no podía ser de otra forma, para tener una buena digestión y seguir calentitos, en Galicia encontraréis toda una selección de los mejores licores aguardientosos para acompañar el café. No dejéis de probar el aguardiente de hierbas, el aguardiente blanco o el tostado, el licor café, la crema de orujo o la queimada.

A lo largo de las rutas jacobeas podréis encontrar la gran mayoría de los platos tradicionales de invierno que acabamos de enumerar. Dependiendo del itinerario escogido primarán unos platos u otros y a mayores encontraréis platos típicos de cada localidad, como el queso de arzúa-ulloa y el raxo en Arzúa, o el pulpo á feira en Melide.

Así que ya sabéis queridos peregrinos, ¿Qué mejor plan que una caminata por las rutas jacobeas para digerir estas comidas? 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *