Los pueblos más bonitos de Cantabria

Para los amantes de naturaleza y la tranquilidad, Cantabria es un destino obligatorio. Hoy hacemos una pequeña parada por los pueblos más bonitos de Cantabria. Lugares que puedes tomar como referencia a la hora de hacer tu próximo viaje.

Ver PRECIOS Camino Santiago

San Vicente de la Barquera

Esta villa marinera está ubicada en el centro del Parque Natural de Oyambre, uno de los espacios naturales de España con más valor ecológico. Además de con excelentes playas y una rica naturaleza, San Vicente de la Barquera cuenta con un gran patrimonio de monumentos. Históricamente también es una zona relevante por lo que es una parada obligatoria para quienes visiten Cantabria.

Santillana del Mar

Este es conocido como el pueblo de las tres mentiras. Se dice que ni es Santa, ni es llana, ni tiene mar. ¿Te suena? Aparte de ser uno de los pueblos más bonitos de Cantabria también es uno de los más populares y es muy visitado en verano. Cuenta con la Colegiata de Santa Juliana, una de las más bonitas.

Santillana del Mar está vestida con calles empedradas por las que apetece perderse. En tu camino encontrarás casas y balcones de ensueño que te invitarán a tomar fotos. Cerca de este hermoso pueblo encontrarás el Museo de Altamira, que es una réplica de famosa Cueva de Altamira donde podrás visualizar todos los trazos y dibujos que la hacen tan popular.

Potes

La localidad de Potes es la capital de Liébana y se ubica a unos 290 metros sobre el nivel del mar junto a los Picos de Europa y en la base del monte Arabedes. En este lugar se unen cuatro preciosos valles atravesados por el rio Quiviesa. Haciendo esta descripción no es difícil imaginarse por qué se trata de uno de los pueblos más bonitos de Cantabria y por qué es interesante parase a visitarlo. Es considerado Conjunto Histórico.

Comillas

Comillas dispone de una soberbia naturaleza y también de algunas de las mejores playas de arena fina de España, de ahí que sea un lugar turístico desde el siglo XIX donde los privilegiados veraneantes construyeron edificios de un particular estilo modernista. En este pueblo podremos encontrar varios puntos de interés como el Capricho de Gaudí (un palacio modernista creado por el famoso artista catalán), la Fuente de los Tres Caños, el Palacio de Sobrellano y el Cementerio de San Cristóbal. Comillas forma parte del territorio que abarca el Parque Natural de Oyambre.

Bárcena Mayor

Es uno de los pueblos más antiguos de España y también de los mejores conservados. Es un conjunto histórico-artístico de gran valor para el turista que se sitúa en el Valle del Saja, una zona que enamorará a los amantes de las actividades al aire libre por la gran cantidad de posibilidades que ofrece. Las voces cuentan que allí se come uno de los mejores cocidos de toda Cantabria así que habrá que probar, ¿no?

Castro Urdiales

Aquí otro de los pueblos más bonitos de Cantabria que no podemos dejar de visitar. De hecho, se trata de otra villa marinera ubicada en la costa oriental de la región. Este municipio se encuentra a orillas del mar y rodeado por una serie de montañas fascinantes como la Peña de Satullán y el monte Cerredo. En este lugar desemboca el rio Agüera formando la ría de Oriñón que divide la localidad dos partes. Aunque por él también discurren otros ríos como el Sabiote o el Sálamo. Todo este conjunto de elementos, unido a otros de carácter arquitectónico como la Iglesia de Santa María de la Asunción, reconocida Monumento Nacional en 1931, ha hecho de Castro de Urdiales un espacio protegido que te encantará visitar.

Cartes

Cartes es uno de los pueblos más bonitos de Cantabria para pasear. Este pueblo está muy cerca de Torrelavega y cuenta con un interesante casco histórico donde destaca el Torreón de Cartes, una casona fortificada que se encuentra en la calle principal de la localidad. Al adentrarte andando por este pueblo te encantará el ambiente de casas montañesas, plantas y flores que los vecinos cultivan.

Laredo

Laredo es, de todos los pueblos bonitos de Cantabria, el que cuenta con un puerto deportivo de mayor tamaño. Es una villa marinera con un paisaje espectacular que está compuesto por la ría de Treto y la bahía de Santoña. Pero, además de su privilegiada naturaleza, también cuenta con un conjunto artístico e histórico de gran valor que merece una visita pausada. Destaca también en Laredo la gran playa de La Salvé.

Carmona

Carmona es un pueblo  además de bonito, tradicional. Gracias a su gran conservación arquitectónica ha sido considerada Conjunto Histórico Artístico. Su ubicación es muy ventajosa ya que se encuentra en el Valle de Cabuérniga, un lugar de gran belleza. Su amplia variedad de casonas y los balcones de madera son un deleite para los visitantes. La artesanía con madera es muy tradicional en la zona por lo que puedes aprovechar para llevarte un recuerdo especial.

Cabezón de la Sal

Cabezón de la Sal fue una histórica zona de paso en la conocida Tuta de los Foromontados, una de las más transitadas durante la primera repoblación de Castilla en la Alta Edad Media. El nombre de esta localidad hace referencia a la que fue la actividad principal de la misma durante muchos siglos: la extracción de sal. Es, además, uno de los pueblos con más historia de Cantabria y acoge un variado patrimonio histórico, cultural y artístico. Destacan la Casa- Palacio de Carrejo, que es utilizado hoy en día como Museo de Naturaleza de Cantabria, y la Iglesia de San Lorenzo. Lo hace también el yacimiento prehistórico de Cabrojo que se remonta a la Edad de Bronce.

 

Este pequeño recorrido que hemos hecho incluye los pueblos más bonitos de Cantabria y también los más populares. Pero si tienes más tiempo para visitar la zona podrás encontrar otros muy recomendados como Mogrovejo, Vega de Pas, Cahecho, Noja, Puente Viesgo, Cosío o Liencres. Si algo no te faltará en Cantabria son hermosos lugares que ver, por alguna razón es de los lugares más visitados de España.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *