El Camino de Santiago en pareja

¿Qué mejor viaje para realizar en pareja que el Camino de Santiago? Claro que existen miles y miles de destinos turísticos para ir acompañado de tu pareja, ¿por qué éste no? Quizá no sea un viaje de película, pero os aseguramos que es una experiencia que hará que vuestra unión sea más fuerte y única.

Este viaje es una experiencia única y muy diferente a los viajes que se suelen pensar en pareja. Ciertamente es un reto en vuestra relación, puesto que pasaréis muchos días y muchas horas juntos. Podemos pensar que eso puede acabar mal ya que conoceremos ya sea para bien o para mal a nuestra pareja. Pero os podemos asegurar que ese vínculo que os unía, será aún más estrecho. Hará que los recuerdos de cada momento juntos sean los más bonitos de vuestra vida.

Si no crees que esto pueda salir bien o que no es una buena idea, te demostraremos todos los beneficios que la ruta Jacobea aporta a las parejas.

A continuación os detallaremos los motivos por los que cada vez más y más peregrinos deciden realizar el Camino de Santiago en pareja. Si no te habías planteado antes,tras leer este artículo, querrás compartir esta experiencia con el amor de tu vida.

RAZONES PARA HACER EL CAMINO EN PAREJA

Existen ventajas y desventajas a la hora de realizar el Camino ya sea sólo o acompañado. Sea como sea el camino, es diferente lo hagamos como lo hagamos. Tomará un sentido distinto y nos aportará cosas muy distintas. Pero nos centraremos en la cantidad de beneficios que nos aportará si lo realizamos con ese compañero/a de vida que es nuestra pareja.

Ver PRECIOS Camino Santiago

Una experiencia única

Claro que cualquier viaje en pareja será guardado en vuestros recuerdos. Obviamente hay destinos más románticos, más bonitos o idílicos para realizarlos con esa persona especial. Pero el Camino de Santiago os aseguramos que lo recordaréis de un modo distinto. La magia del Camino inundará  los sentimientos que tengáis y hará de este viaje una experiencia única e irrepetible. Cada paso de mano de esa persona se convertirá en un momento especial en este camino de las estrellas.

Ganar respeto mutuo

El Camino nos hará forzosamente a salir de nuestra comodidad, de nuestro entorno para encaminarnos hacia experiencias nada habituales para nosotros. Cada etapa es un examen, y al final del recorrido tendremos los resultados. Nos pondrá en situaciones límite ya sean de cansancio, de sufrimiento, etc. Seguramente muchas veces nos cabreemos y paguemos ciertas cosas con nuestra pareja. Por ello debemos saber que son muchas horas juntos y que conseguir estar en paz y tranquilos todo ese tiempo es el mayor de los respetos hacia esa persona. Esto seguro nos ayudará en nuestra vida diaria con ella a superar los problemas que en un futuro aparezcan.

Conocerse aún más

Durante todo el itinerario pasaremos muchas horas juntos, compartiréis todo tipo de situaciones y no siempre encontraréis a peregrinos, por lo que estaréis únicamente vosotros dos. Esto es una ventaja porque muchas veces en nuestro día a día no tenemos tiempo suficiente para hablar con nuestra pareja. Debido a la rutina diaria, las prisas y el poco tiempo libre, dedicamos poco tiempo a nuestra pareja. Gracias al camino podremos recuperar ese tiempo y conocer mucho más de nuestra pareja. Os conoceréis inevitablemente en las buenas y en las malas. Pero en el camino aprendemos a escuchar.

Conocer a más personas.

En el Camino no seremos los únicos peregrinos y lo más seguro es que compartamos momentos con alguno de ellos. Este viaje nos ayuda a compartir experiencias juntos con personas nuevas. Esto hará que tanto individualmente como en pareja seáis más tolerantes y hagáis amigos con los que os aseguramos sigáis en contacto tras acabar el recorrido.

Siempre es bueno en pareja moverse en otro ambiente y conocer a otras personas indiferentemente de donde procedan. Muchas veces nos encerramos en esa persona para todo, hay que abrirse y conocer, os ayudará a romper con la monotonía.

Crear un vínculo casi irrompible

Hay un dicho sobre el Camino de Santiago, “Para saber si una persona es el amor de tu vida debes hacer juntos la ruta jacobea por lo menos una vez en la vida”. Tras nuestra experiencia podemos decir que tiene mucha razón. Durante todo el viaje os mostraréis tal cuál sois, las virtudes y defectos saldrán a la luz. No podréis esconder nada, pasaréis demasiado tiempo juntos. Es una preparación por decirlo así para la vida en pareja. Y pensaréis que si habéis superado todo lo que en el Camino encontraréis, los problemas diarios tendrán solución porque habréis aprendido. Con cada obstáculo superada en el que os ayudaréis mutuamente, el reparto de tareas (como el peso de la mochila, lavar ropa, comprar, u otras cosas) el vínculo que teníais se reforzará. La compenetración y la afinidad aumentarán a cada momento. Vuestra relación será más fuerte que nunca.

Todo no será idílico. Discutiréis y pelearéis, pero llegaréis a resolverlos, esa es la convivencia en pareja. Descubriréis tanto el uno del otro que será una prueba para saber si queremos compartir vuestra vida con esa persona.

 

 “Viajar, dormir, enamorarse son tres invitaciones a lo mismo. Tres modos de irse a lugares que no siempre entendemos”.

Ángeles Mastretta

 Quizá te interese:

Hacer el camino de Santiago con niños

¿Qué Camino de Santiago elegir?

Cómo hacer el camino de santiago en solitario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *